Liderazgo Estratégico


La Ley 1474 de 2011 determinó que los jefes de las unidades u oficinas de control interno, auditoría interna o quien haga sus veces, pertenecientes a la Rama Ejecutiva del orden nacional serán nombrados por el señor presidente de la República y los jefes de las unidades de auditoría interna pertenecientes a la Rama Ejecutiva del orden territorial serán nombrados por el respectivo gobernador o alcalde. De tal manera, se entiende que estos servidores públicos deberán tener una relación directa tanto con la Alta Dirección de la entidad en la que se desempeñan, como con su respectivo nominador. Igualmente, las unidades u oficinas de control interno, auditoría interna o quien haga sus veces deberán posicionar su labor con el fin de contribuir de manera independiente en la consecución de los objetivos de sus entidades. Esta disposición permite a las unidades de control interno, auditoría interna o quien haga sus veces, alcanzar un mayor nivel de independencia respecto de los representantes legales de las entidades, así como generar un ambiente propicio para desarrollar sus funciones de manera objetiva e imparcial, sin olvidar que su función constituye una parte estratégica para la organización. Con el fin de contribuir en la consecución de los objetivos de las entidades, los jefes de las unidades u oficinas de control interno, auditoría interna o quien haga sus veces, deben convertirse en actores estratégicos por medio de la generación de valor a la entidad y la alerta de manera oportuna sobre aquellos riesgos actuales o potenciales que pueden afectar el desempeño institucional.

¿En qué consiste el rol de liderazgo estratégico?

A través de este rol las unidades de control interno, auditoría interna o quien haga sus veces, deben convertirse en un soporte estratégico para la toma de decisiones del nominador y del representante legal, agregando valor de manera independiente, mediante la presentación de informes, manejo de información estratégica y alertas oportunas ante cambios actuales o potenciales que puedan retardar el cumplimiento de los objetivos de la entidad. Este rol hace referencia a las actividades que los jefes de control interno deberán realizar frente a su nominador, así como aquellas relacionadas con su posicionamiento al interior de la entidad en la que se desempeña.

¿Cómo se puede desarrollar el rol de liderazgo estratégico?

Este rol puede desarrollarse por medio de las siguientes actividades:

  • Establecer canales de comunicación directos, expeditos y efectivos con el nominador y/o con el representante legal de la entidad, para recibir y transmitir información veraz y sustentada en hechos. En las entidades de la Rama Ejecutiva del orden nacional, el canal de comunicación con el nominador estará a cargo del Departamento Administrativo de la Función Pública, en coordinación con la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República.
  • Que en el desarrollo del Plan Anual de Auditorías se evalúe el desempeño de los procesos y de la planeación estratégica de la entidad por medio de la verifica las metas, indicadores, procesos estratégicos de la entidad y los riesgos asociados a éstos.
  • Acordar tanto con el representante legal de la entidad en la que se desempeña, como con su nominador, la periodicidad y alcance de rendición de informes estratégicos; sin perjuicio del reporte inmediato de información que a su criterio, considere de carácter urgente.
  • Presentar al comité institucional de coordinación de Control Interno los resultados de la evaluación efectuada a la operación de la primera y segunda línea de defensa que incorpore las debilidades, riesgos y oportunidades de mejora.
  • Una de las funciones de éste comité, es la de aprobar y adoptar las mejoras al sistema de control interno; es decir, es el comité a través del cual la Alta Dirección de la entidad ejerce las responsabilidades consagradas en la Ley 87 de 1993. Es de aclarar, que el funcionamiento de este comité no es responsabilidad de la Unidad de Control Interno, de Auditoría Interna, o quien haga sus veces, y se debe tener en cuenta que dicho comité es el máximo nivel decisorio frente a las acciones de mejoramiento y fortalecimiento del control interno.
  • Brindar asesoría al nominador y al comité institucional de coordinación de control Interno en la gestión de los riesgos de la entidad, producto de su evaluación independiente y objetiva.
  • Presentar al comité institucional de coordinación de control interno los resultados de las auditorías adelantadas, análisis globales considerando las estrategias, los objetivos y los riesgos de la organización, así como las expectativas de la Alta Dirección.
  • Analizar, en desarrollo de su evaluación independiente y objetiva, las variaciones del ambiente organizacional y del entorno, identificando procesos críticos, controles y servicios que puedan tener un impacto significativo en el cumplimiento de los objetivos institucionales.
  • Diseñar, implementar y someter el Estatuto de la UCI y el Código de ética del auditor a aprobación del comité institucional de coordinación del sistema de control interno.
  • Buscar estrategias para posicionar la función de las unidades de control interno, auditoría interna o quien haga sus veces, al interior de la entidad.

¿Cuáles son las fuentes de información para el desarrollo del rol de liderazgo estratégico?

  • Direccionamiento estratégico (misión, visión, objetivos)
  • Tableros de control
  • Planeación institucional
  • Mapas de riesgos
  • Manual de operación
  • Auditorías internas y externas
  • Procesos de autoevaluación
  • Informes de gestión
  • Quejas y reclamos de los usuarios internos y externos
  • Resultados medición de desempeño institucional
  • Rendición de cuentas efectuadas por la administración

 

Fuente: Función Pública, Dirección de Gestión y Desempeño, 2018