Web Content Viewer
Web Content Viewer
Web Content Viewer
Web Content Viewer
Inicio / Gobernación de Cundinamarca / 500 kilómetros de vías departamentales serán intervenidos con el Plan 500

21 Nov 2022

  • Próximamente serán adjudicadas las vías Sibaté-Fusagasugá-Pasca y Briceño-Zipaquirá, que se encuentran en proceso de licitación

 

(Cundinamarca, 18 de noviembre de 2023).  Plan 500 es el nombre del ambicioso proyecto de infraestructura vial con el que la administración departamental busca intervenir 500 kilómetros de vías a su cargo, a través de la operación de crédito con un banco nacional que tiene como fuente de pago el recaudo de cinco peajes.

 

En octubre ya fueron adjudicadas nueve vías, que suman más de $238.218 millones, entre las que se encuentran la troncal del Guavio por $50.000 millones; la vía Ubaté-Lenguazaque-Guachetá por valor de $37.218 millones; Los Alpes-Reventones en Anolaima, $20 mil millones; Siberia-Tenjo por $22 mil millones; Villeta-Útica por $35 mil millones; Pandi-Venecia-Cabrera, $30.000 millones; sector La Shell (Fusagasugá)-Arbeláez-San Bernardo, $20 mil millones; Pulí- San Juan de Rioseco (San Nicolás), por el mismo valor;  Casablanca-Humedal Gualí en Funza,  $4 mil millones; y la troncal de Rionegro, por $90.000 millones.

 

“Esta última adjudicación nos llena de felicidad porque durante muchos años se había estado esperando en este corredor.  Estos $90 mil millones se suman a los cerca de $40 mil millones que han recibido este año todos los municipios que componen la provincia de Rionegro, gracias al trabajo conjunto con la Asamblea Departamental.

 

Adicionalmente, a los $50.000 mil millones iniciales para el Guavio, se sumarán otros $30.000 para el sector de Mámbita, en Ubalá, que permitirá contar con un corredor alterno al Llano.  Y en cuanto a la Troncal de Rionegro, Zipaquirá-Pacho- La Palma, se construirán al menos 14 muros de contención para que una vez terminada la vía no se vea afectada por las crecientes del río que está presente en 25 de los 98 kilómetros que tiene el corredor.

 

Faltan por adjudicar las vías Sibaté-Fusagasugá-Pasca, que tendrá una inversión de $15.000 millones y la vía Briceño-Zipaquirá por $14.000 millones, las cuales se encuentran en proceso de licitación.

 

Dentro del Plan 500 también está contemplada la construcción de placa huellas en las vías Yacopí-Puerto Salgar, Chaguaní-Guaduas, Pico de Gallo-La Paz (Guaduas) y Caparrapí-San Carlos, que contarán con una inversión de $13.712 millones.

 

“Se suman a estas vías, aquellas que hemos gestionado con la Nación como, el corredor Yacopí – Topaipí por $15.000 millones; los 5 kilómetros faltantes de la vía alterna La Calera en el tramo El Codito-El Triunfo-La Cabaña también por $15.000 millones; QuetameEl Calvario que conecta a Cundinamarca con el del Meta donde invertiremos $2 mil millones y con recursos de Regalías la intervención de la vía San Cayetano-Cogua por $10.000 millones.  Y otro proyecto de infraestructura que se destaca en nuestro gobierno es el viaducto de Los Chorros en la vía Albán (Chuguacal)-Cambao, que ya fue adjudicado y tendrá un valor entre obra e interventoría de $75.000 millones”, puntualizó el Gobernador.